Cuidado de Joyas

Todas nuestras joyitas son delicadas, hechas con mimo por nuestras marcas asociadas y tenemos que tratarlas bien. Cuida tus joyas como cuidas tu piel después de maquillarte (o como deberías hacerlo).

Te dejamos una lista de consejos que debes seguir para conservar tus joyas de la mejor forma posible y que perduren en el tiempo tan preciosas como el primer día:

  1. Mantén tus joyas en un lugar seco, sin humedad. Te recomendamos tenerlas guardadas en un joyero o en una de las bolsitas o cajas en las que las marcas del #TEAMMAKEZZA os envían las joyitas, alejadas siempre de focos de calor y humedad.
  2. No dejes que entren en contacto con ningún tipo de producto químico (maquillaje, perfume, productos de limpieza, cremas…) podrían hacer que tus joyitas pierdan su brillo u oscurecerlas.
  3. Quítate las joyas para hacer deporte, dormir y ducharte. La propia sudoración y el pH de la piel podrían afectar de forma negativa a tus joyitas.
  4. Sabemos que las joyas visten todo el look pero deben ser lo último que te pones para completar tu outfit y lo primero que te quitas al volver a casa. Así también evitas arañazos y otros problemas derivados de un uso incorrecto.
  5. Evita mojar tus joyitas (especial atención a las bañadas en oro) para evitar que se produzcan daños en el brillo y color de éstas.
  6. Limpia tus joyitas de plata con agua tibia, jabón con pH neutro y un cepillo suave. Sécalas muy bien con una gamuza y recuerda no darle demasiado fuerte para no desgastarlas. En el caso de las bañadas en oro, es mejor darle con una gamuza de algodón o microfibra seca. Recuerda que cuanto menos las toquemos, más durarán en buen estado (para éstas nunca uses limpiadores de plata, podrían dañar la capa de oro de las joyitas).

Como podrás ver es muy importante cuidar las joyitas, con especial interés en las que llevan un baño de oro, piedras naturales o perlas. Ya que aunque sean de buena calidad, las que están bañadas en oro pueden perderlo, y las piedras y perlas naturales pueden desgastar su brillo o color si no las cuidamos correctamente. Por eso es tan importante seguir esta lista de consejos y mimar nuestras joyitas.

Recuerda que el estado de tu joya depende en gran medida del cuidado que le das. Hay muchos agentes externos que pueden favorecer el desgaste o pérdida de brillo de las joyas, como son el pH de la piel, los productos químicos, el cloro, el agua…

Por eso recuerda cuidarlas y tener siempre presente una frase que bien podría decirte La Vecina Rubia: “cuidar tus joyitas es de guapas”.